Entradas

Imagen
EN LA SALA



“De la rosa romántica, en la nieve,
él ha visto caer la última hoja.”
                                                            A. Machado




A Teresa Bervel, tía- abuela,
en su centenario.


Guarda la habitación entre sus lienzos
el antiguo abolengo de la sala.
Un retrato –marco de terciopelo--,
leve jarrón de frágil porcelana,
quinqués sobre tapetes de bolillo
y el Cristo, presidiendo las estancias,
con las rosas granates, los jazmines
azulados del huerto de la casa.
Al calor de una conversación de algo
imposible que teje la nostalgia:
sombra de quitasol, lazos de seda,
aires de rigodón, tacto de gasa,
susurros de abanicos, galanteo,
aroma de camelias, tez de nácar.
Al declinar la tarde, la camilla,
agrupa alrededor de la ventana,
cual doncellas del siglo diecinueve,
a la última tertulia de románticas.

                                                           Pura López, Alacena poesía fundamental

Imagen
ATRACO



La calle era tan larga y tan oscura;
los suyos la esperaban con la cena caliente.
Un muchacho de apenas quince años,
una navaja, el hielo en la garganta.
Cayeron en la huída
las gafas, un pañuelo, objetos personales.
De cuarto en cuarto, sólo
las campanadas se oyen de los fríos relojes.
Habita ya el pasado. El silencio se espesa:
la luna llena su última mirada.


Pura López, del libro Versos de asfalto,
Editorial Devenir, Madrid, 1996
Imagen
DERRUMBE EN LA CHANCA



Soñaba que los cerros golpeaban su pecho
Mientras que todo el aire se transformaba en polvo,
lo sacudió la angustia cuando fue a gritar madre
y su voz era tierra.
A eso de las seis, a causa de la lluvia,

se desprenden del monte unas piedras enormes
que aplastan tres viviendas.
Las noticias locales lo han dado de pasada
-entre café, tostadas y zumo de naranja-
para seguir hablando de cosas importantes.
Como cualquier mañana la vida continúa
retomando su curso. Aquí en el Hospital,
-entre verdes y frío- Antonio se despierta
Magullado y perplejo. Aún no se reconoce
persona preferente en cuestión de injusticias.                                      Pura López                                      Del libro Versos de asfalto






Todos las personas tenemos, creencias religiosas a un lado, necesidad de honrar a aquellas personas por las que sentimos cariño, afecto, reconocimiento, y que un día nos dejaron y fueron polvo, dolor, ausencia, nada, vacío, referente, esperanza, recuerdo...; pero no nos basta con recordarlos sólo individualmente, necesitamos hacerlo además, por pueblos, por culturas, hacerlo de forma colectiva. Yo que sobre todo amo la libertad y la vida, detesto las modas impuestas,las importadas por imitación de países colonizadores, así pues si creo que hay que "hacer duelos de labores y esperanzas" y que además, "hay que recordar en la alegría", respetando  los gustos de cada cual, no me gusta nada Halloween, tampoco las macabrerías de "un cementerio de muertos bien repleto", no, yo los quiero honrar con mi palabra, con mi poesía.  Aquí pues mi homenaje, en general a aquellos que perdimos, en particular a mi padre, a quien tanto quiero, con quien tanto quise, para f…
SOLEDAD“Hallarse de su bien tan apartadohace su desear más encendido.”Juan BoscánCigarro tras cigarro,consumiendo las horas en tu esperava cayendo la tarde sobre las azoteas.Amor, es ya la noche y tú no llegas.Mudos en el retrato de un verano sin prisa,
OTROS QUERRÁN MAUSOLEOS
DONDE CUELGUEN LOS TROFEOS…
D. Alonso


“No ha de haber un espíritu valiente,
siempre se ha de sentir lo que se dice,
nunca se ha de decir lo que se siente.
” Francisco de Quevedo”

Cuando ciertos miembros de la Junta Directiva de una asociación del tipo que sea, deportiva, comercial, artística, se elevan del nivel terreno hasta creerse tocados por los dioses, se alejan tanto de la realidad, que pierden algo de lo más importante que tienen, esto es, su razón de ser, pues no sirven a sus representados, a quienes enviaron programas prometiéndoles el oro y el moro, pidiendo que los votaran, igual que hace la “Casta Política” y se lo volvieron a pedir, ¡Dios, pero si a lo mejor eran listas únicas! para luego repartirse favores, oropeles y prebendas, claro, esto no lo decían; aunque se daba el caso de algunos y algunas malpensados y malpensadas afiliados y afiliadas, que, casualmente al ver ciertos nombres intuyeran o intuyesen, que ciertas creaturas era algo así lo que busca…
Imagen
NIÑEZ


“…Fui niño
entre alambradas,
crecí despacio y solo, iba
aprendiendo a callar.”

José M. caballero Bonald

A mi tía Rosario ,a