VALLE DE LOS CAÍDOS


“Esta cruz no es de amor…a derribarla
se concitan los muertos en sus fosas.”

Concha Zardoya



A mi abuelo Nicolás y a quienes sufren
por perder la libertad.




Era la escarcha,
era la soledad del desconsuelo.
Del granito era el frío
dando gloria a la muerte
esa fría mañana
de obligado silencio desde siempre.
Era el terror, Dios mío, el desamparo.
Tan lejos de la paz de tus valles de lirios,
inundados de luz, de ángeles que te cantan
alabanzas. Amor, que desbordado
sin medida, derramas al hombre desvalido
esperanza y perdón a manos llenas.
Eran, Dios mío, ángeles iracundos,
eran ángeles fieros, vengativos
con espadas de fuego,
desde su mole inmensa, tan distantes.
He llorado en silencio, he sentido el vacío.

Entradas populares de este blog

BIOGRAFÍA de PURA LÓPEZ CORTÉS